lunes, 9 de septiembre de 2013

Me basta...

Ella saludo a aquel chico, quien le ofreció su amistad y ella acepto, él la quería como algo más en lo profundo de su ser ella lo sabia, sus acciones, palabras y actitudes lo delataban, pero ella simplemente no podía quererlo, aunque muchas veces se dijo ¿Por qué no? era algo que iba contra ella, no podía estar con alguien por el mero hecho de sentirse sola y fea, no era justo, para ninguno de los dos, él se alejó tímido mientras ella ocultaba su sonrisa.
— ¡Muévete nos hacemos viejos!— le gritaron sus amigos, les molestaba que saludara aquel chico tan extraño, ella solo volvió sus ojos en blanco y los siguió, ellos como siempre hacían alboroto mientras ella solo reía de sus ocurrencias, se dirigían a una de las oficinas de la escuela, uno de sus amigos dijo adiós, esperaban por el, se despidieron de manera sencilla, ella se aventuraba a abrir la puerta cuando él se acercó junto con otra chica, pero era él, quien ni siquiera sabia su nombre, nada de él y el nada de ella, pero cada vez que él pasaba frente a ella con su paso airado su respiración se detenía y ahora estaba junto a ella.
— ¡Oh!— fue todo lo que logro murmurar, retrocediendo para darle entrada, él volvió su vista color verde hacia ella
—No… pasa tu— dijo con su ronca voz

—Gracias— sonrió y el hizo lo mismo, ella se sentó mientras él hablaba con la secretarias, lo observo alejándose, quizás en otra vida, ella seria la chica adecuada para él, pero en esta vida  el solo observarlo bastaba. 



Yarelly Ramos 

4 comentarios:

  1. Que bonito!! ^^




    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me ha pasado, pero no tenemos que estar por estar, por no sentirnos importantes; porque vamos a terminar lastimándonos. Me encanta este blog (¿Te lo dije ya? :p) Y espero seguir leyéndote mas :) Un beso enorme y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó tu blog. Nos leemos de cerca.
    Aquí te dejo una invitación al mío:
    globosagua.blogspot.com

    ResponderEliminar